Conocer gente española en Dublin directo

Afortunadamente, el servicio del Dublin Bus es impecable: cada diez minutos abandonan las marquesinas enfrente a St Setephen, no lejos de la Villa de Roebuck, construida hace un año, donde viven los alumnos del Dublin University College en invierno y los visitantes ocasionales del verano. Belfield, en el sur de Dublín, camino de lugares primorosos como Wicklow o Dun Laoghaire, afamado puerto, es un campus gigantesco y lleno de vegetación. Parece el lugar ideal para el estudio tranquilo, aunque la humedad, incluso en verano, es imparable. A cambio, céspedes perfectos nos rodean. Tractores ocasionales intentan mantener a raya a la maleza, y la verdad es que lo consiguen: Belfield es casi como un campo de golf. Edificios modernos, arquitectura funcional, un creciente cosmopolitismo y eso, mucho, muchísimo verde alrededor.

2. Un instrumento esencial para tu carrera profesional.

La cuestión quedó planteada con perfecta limpidez hace medio milenio, pero ni tampoco la insólita lucidez de Nebrija pudo dar la respuesta sino tan alone una respuesta 1. He aquí por qué. Por ejemplo el conflicto pesquero hispano-canadiense. Un ecólogo diría que por el esquilmo creciente de los océanos. Un observador cínico de la política interior canadiense explicaría que el gobierno de Ottawa quiere distraer la atención de su pueblo, disgustado por el actual plan de austeridad económica; un analista igualmente cínico de la política doméstica española afirmaría lo mismo del gobierno de Madrid.


14 15 16 17 18